Ana María Matute (1926-2014)

Ana María Matute
De El río Los hornos «Cada quince días las mujeres de Mansilla se reunían en los hornos y amasaban. Esto constituía un acto importante, solemne como un rito. Eran designadas cuatro mujeres cada vez, que seguían turno riguroso, durante todo el año. Las muchachas, que empezaban a amasar a los catorce años, lo hacían ya toda la vida, mientras se sostuvieran sobre sus piernas,. Durante todo el día amasaban y cocían el pan del que se abastecía el pueblo entero.(…)»

El río. Barcelona, Plaza & Janés, 1994 (Págs. 91-93)

«Sus viejas tías deseaban casarla rápidamente, alejarla de Oiquixa y la
murmuración. Zazu sonrió pensando en ellas, en su odio secreto e
ignorado, celoso guardián de la familia. (…)»

Ana María Matute, Pequeño teatro (fragmento)

«A los dieciséis años salió de Saint-Paul, creyéndose el centro del mundo. Pero el mundo resultó distinto a todo lo que ella aprendió a temer o amar. (…)»

Luciérnagas