Elena Garro (1920-1998)

Elena Garro

(…) “Mi hija se fue y yo me quedé esperando su vuelta sentada en el patio de mi casa. En la espera me puse a mirar cómo el patio estaba roto y lleno de polvo. Ser pobre, señor, es irse quebrando como cualquier ladrillo muy pisado. (…)”

Elena Garro, “El anillo”, en La culpa es de los tlaxcaltecas, Grijalbo, 1987.

“Subieron en el mismo avión. Durante el viaje ocuparon lugares muy lejanos uno del otro, e ignoraron a la joven pareja de recién casados que atraía las miradas de todos los demás pasajeros.

Ella, Eva, se empeñó en mirar por la ventanilla las nubes que viajaban muy abajo de ella. (…)”

Elena Garro, “Luna de miel”, en El accidente y otros cuentos inéditos